Defensora de la cultura no se identifica con los medios

Glorimar González Mejías causó sensación en las redes sociales, en el año 2015,  luego de que un video en el que bailaba bomba en las calles de San Sebastián se volviera viral.

Muchos no tomaron en serio el performace que hizo González Mejías y ella aprovechó ese momento para educar a muchos que no conocían de la historia detrás de la bomba.

A un año de lo ocurrido, la dueña del colectivo de baile de bomba, Repicando Conciencia,  habló sobre cultura, racismo y la identidad afropuertorriqueña.

 

glori pic video
Video que se volvió viral de Glorimar González Mejías bailando bomba. Video de Glorimar González Mejías vía Metro Puerto Rico

 

Medios no la moldean

González Mejías dio a entender que la mejor forma de contrarrestar la influencia del medio “es estar seguros de las raíces de uno y de lo que conforma tu identidad culturalmente”. La bailadora de bomba, expuso que “la mujer no tiene la necesidad de ser de X o Y manera, pues cada cual tiene un estilo en particular”.

La instructora de baile, quien actualmente tiene 27 años,  está segura de lo que es y para nada permite que el estándar de belleza europeo la haga sentir que no es hermosa.

“Yo estoy orgullosa de mis rizos, de mis curvas, de mi color y para nada una persona que tenga un estilo europeo me intimida o me hace sentir menos”, comentó.

glori hir
Foto de Glorimar González Mejías cuando tenía el cabello lacio debido al uso de planchas y blower

 

glori now
La instructora de bomba en la actualidad con su cabello al natural

Idealizamos cosas  que no son reales

González Mejías recalcó que “el afán de la mujer de llegar a la perfección no va acorde con nuestra realidad”. La joven contó que ha tenido la oportunidad de ir a entrevistas en varios medios de comunicación y ha observado como perfeccionan la imagen de las presentadoras.

“No son personas que sufren por esto porque ya se acoplaron a ese estilo de vida, pero a ellas las peinan y las maquillan, ellas no se acostaron y se levantaron con un pelo maravilloso” y es por esto que no entiende por qué la mujer quiere imitar ese estándar de belleza si nunca lo logrará alcanzar.

González Mejías opinó que se relegan papeles estereotipados a los artistas negros porque, por ejemplo se cree que el negro es quien debe servir al blanco. Para la bailadora a pesar de que hay gente con educación que se cuestiona esos roles,  “los medios están por vender y es difícil que quieran experimentar con roles distintos”.

De la misma forma, reconoció que en los medios puertorriqueños no existe visibilidad de la mujer afrodescendiente.  “Está La Burbu, pero yo no soy como ella y, por lo tanto, no es una representación real”, comentó.

Rizos y los medios

González Mejías entiende que la diversidad de cabellos rizados no está bien trabajada en los medios de entretenimiento.

“Lo que he visto es que representan más el cabello fro o el puff que no es necesariamente el cabello rizo caribeño porque el pelo fro es mas de las afroamericanas”, observó.  Al menos su cabello, que tiende a ser abundante con un rizo más suelto, no lo ve representado en los medios.

glori fro
Ejemplo del cabello afro al que se refiere la entrevistada. Origen de imagen vía Styled by Lynne

 

González Mejías ha notado que el estilo que predomina en los medios de comunicación  son  “los beach waves, [pelo ondulado por salitre de agua] un estilo summer [veraniego] con las pollinitas que para mí es bien cliché”.

De acuerdo a la joven,  los medios le hacen pensar al público que para verse bonitas tienen que llevar el cabello planchado, con unos rizos hechos y que hay que tener poco o ningún volumen.

Para González Mejías el proceso de irse al natural ha sido una forma de educar y educarse sobre lo que conforma su herencia como mujer negra. “No hay pelos malos, ni pelos buenos, solamente hay pelos con hebras  y hay una manera y un estilo en particular que refleja nuestra identidad”, puntualizó.

Apropiación cultural

El que una persona blanca se haga un dreadlock  [trenzas rastas] no lo veo como una ofensa, opinó.  “Quizás alguien que sea de la cultura rastafari se pueda ofender, pero ¿por qué el blanco debe limitarse?”

Ella comprende que la mujer blanca admira ciertos aspectos de cultura afrodescendiente.  El hecho de que el negro tiene un bagaje histórico y sufrió en el pasado “no quiere decir que se deba estar en una constante lucha con el blanco”, explicó la instructora de bomba. “No podemos vivir nuestras vidas en base al sufrimiento porque no vemos lo que hemos logrado”.

En sus clases de bomba, González Mejías instruye a puertorriqueños de tez blanca y negra e indicó que los trata a todos con igualdad porque celebran la afrodescendencia.

“No me pongo a medir, ni a dividir porque entonces no estoy celebrando la diversidad”, reflexionó.

glori repi 2
Fotografía de las actividades del Colectivo Repicando Conciencia. Imagen de Glorimar González Mejías vía Repicando Conciencia
glori repi 3
Foto de las actividades del Colectivo Repicando Conciencia. Imagen de Glorimar González Mejías vía Repicando Conciencia

 

Asunto de educación

Las redes sociales para González Mejías son la mejor forma de segmentar contenido porque le permite elegir con qué se entretiene.  “Estamos en una generación que tenemos la capacidad de elegir lo que queremos ver”, opinó.

A ella le encantaría ver mujeres afrodescendientes protagonizar papeles sobre el arte, como escritoras, bailadoras, o roles que sean reales.

González Mejías sostuvo que no todas las películas sobre la afrodescendencia deben ser de la esclavitud, se deben presentar temas contemporáneos y demostrar diversidad.

“La pobreza no es el  único problema del negro, los blancos también sufren por dinero.  Que hagan drama, no todo lo que tenga que ver con el negro tiene que ser gracioso, nosotros no somos payasos”, manifestó.

“Lo poquito que vamos haciendo, refleja la lucha que tenemos, realmente la lucha de la raza eso no ha acabado.  Y ahora puedes ser más silenciada, pero igual está.  El que está afuera no le da la gana de entenderlo, las personas de pelo lacio pueden entenderte, pero no van a luchar por algo que a ellos no les afecta.”, reflexionó.

Asimismo, reconoció que no se debe generalizar porque existen personas con el cabello lacio que no están de acuerdo con las conductas racistas.

La joven, que demostró un amor por preservar la cultura afropuertorriqueña, opinó que la lucha contra el racismo no se debe empañar con violencia, ni discusiones, sino que es una oportunidad para educar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s