Que el teclado me coja confesá

Luego de varios años de entrevistas y artículos de opinión para el blog estoy sentada frente a la computadora meditando en que puedo contarles antes de que se acabe el año.Pensé aburrirlas un rato con un listado de resoluciones de nuevo año para el cabello rizo, pero sé que muchas personas al igual que yo no creen en eso de hacer resoluciones. Se me ocurrió contarles de los productos que utilizo actualmente, pero la realidad es que no he cambiado mucho mi rutina y quería terminar el año con una confesión.

type
Los eslabones de mis pensamientos me llevaron a evaluar las razones por las que comencé este blog. Todo se dio por una clase en la que nos pedían crear un espacio cibernético en el que redactáramos sobre algo que nos apasionara. Pensé de inmediato que como estaba en etapa de dejar mi cabello al natural podía documentar mi proceso. Poco a poco fui escribiendo para una pequeña audiencia y disfrutaba cada momento de redactar.

 
Pero pronto noté que el blog tomaba sus propias riendas; que ya no era un simple sitio de consejos de belleza. Yo quería tocar temas sobre el racismo, entrevistar a blogueras, estilistas y cubrir eventos sobre el cabello natural. Todo esto lo logré y reconozco que en ocasiones las distracciones, las escusas, los estudios y el “writer’s block” no me permitían redactar nada para mis seguidores.

 
Me sentía culpable y como si en esencia los estuviese defraudando. En ocasiones me convencía de que ya la gente no lee o en que esto que escribí no va a gustar. Sin importar a veces el qué dirán, dejaba que la inspiración me llevara a escribir para ustedes.

 
También confieso que hubo escritos que me hicieron llorar y descubrir que el racismo sigue presente en mi isla. Que la compasión no existe y que en la mayoría de los casos la internet está llena de gente que sin importar las consecuencias vociferan sus opiniones ofensivas. Asimismo, redactar me ha permitido conocer gente inteligente, excepcional, servicial y cariñosa; eso no lo cambio por nada.

 
Este blog me permite hacer lo que más amo en esta vida, escribir, entrevistar y compartir mi opinión. Yo jamás imaginé tener un espacio en el que pudiera poner mi creatividad a correr. Pero confieso que a veces me agoto y las palabras no llegan. Y me “pongo en bajas”. Es ahí donde comienzo a darle vueltas y vueltas a los temas y me entra una desesperación que me lleva a escribir. De ahí en adelante me siento satisfecha. Esto se debe a que escribir permite poner en palabras lo que muchos piensan, ayuda a esclarecer dudas, informar sobre lo desconocido y ayuda a contar historias.

 
Escribir es mi sello y no pretendo redactar contenido que no sea al menos interesante. En la era en el que la desinformación y la prisa son la orden del día no quiero caer en ese vacío. Asimismo, con la honestidad que me caracteriza no les puedo decir a ciencias ciertas de que escribiré en este 2017, pero confío que mientras la inspiración lo permita continuaré haciendo lo que me apasiona.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s